Vino, Turismo y Maridaje

Presentación del proyecto GOPAGOS sobre nuevos pagos vitivinícolas de Andalucía

Presentación del proyecto GOPAGOS sobre nuevos pagos vitivinícolas de Andalucía

El objetivo principal del Grupo Operativo GOPAGOS es dotar a las D.O.Ps. participantes de una zonificación y caracterización objetiva del territorio, aportando un valor a la división territorial y, por tanto, a los vinos que allí se producen.

El Grupo Operativo GOPAGOS ha presentado la metodología dirigida a conseguir una nueva zonificación de viñedos, que se persigue en las D.O.Ps. Montilla-Moriles, Málaga y Sierras de Málaga, y Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva. El programa de catas de la feria internacional Vinoble 2024, ha sido el contexto escogido para exponer las labores de investigación que se realizan en este Grupo Operativo de la mano de Pablo Bresó, técnico de la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía; Enrique Garrido, secretario general de las D.D.O.O. Montilla-Moriles y Vinagre de Montilla-Moriles; Fco. Javier Aranda, secretario general del Consejo Regulador de las D.D.O.O. Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga; y Antonio Izquierdo, secretario general del Consejo Regulador de las D.D.O.O. Condado de Huelva, Vinagre del Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva.

En esta presentación, también se ha realizado una cata, de la mano de Santiago Carrillo, sumiller de El Corral de La Morería (Madrid), para recorrer distintos territorios que ocupan este trabajo de investigación y poder percibir a través de los vinos, las peculiaridades de cada “terroir”.

El Grupo Operativo GOPAGOS – Zonificación del territorio y digitalización de la gestión del sector del vino tradicional de las D.O.Ps. Montilla Moriles, Málaga, Sierras de Málaga, Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva tiene como metas la zonificación objetiva del territorio y la digitalización de la gestión del sector del vino tradicional andaluz de las denominaciones de origen implicadas, para aportar valor al territorio y a los vinos que allí se producen.

Con este proyecto, se pretende recuperar distintos pagos históricos en los territorios de Montilla-Moriles y Condado de Huelva, e incorporar el área de Manilva a la zonificación ya completada en otras zonas de la DOP Málaga y Sierras de Málaga. Para ello, se ha analizado previamente la documentación histórica y catastral disponible para definir cada una de las zonas, y después poder realizar una caracterización del territorio basada en criterios edafo-climáticos y culturales.

Tal y como afirman desde el Grupo Operativo, “El proyecto GOPAGOS buscaba reafirmar la relevancia del terroir en la viticultura en las Denominaciones de Origen implicadas. Las investigaciones y experimentaciones realizadas confirman la influencia de los factores climáticos y edafológicos en la calidad de los Pagos, y ahora permiten establecer una relación clara entre las características del medio ambiente y el desarrollo de la vid, subrayando la necesidad de una gestión precisa y basada en datos científicos de los pagos vitivinícolas”.

Go Pagos

 

Análisis edafológico para la zonificación objetiva

Para el análisis de suelos, el grupo de investigación de Edafología del departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba realizó un estudio detallado del suelo en cada D.O.P., partiendo de los mapas litológicos y de suelos regionales y nacionales. Este análisis, junto con las posteriores visitas al terreno y la información obtenida de agricultores y de las muestras tomadas de las diferentes ubicaciones, ha proporcionado la base para comprender las características edáficas de cada zona.

En total, se han realizado un total de 19 evaluaciones del perfil del suelo, mediante calicatas, distribuidas entre la zona de Manilva (D.O.P. Málaga y Sierras de Málaga), la D.O.P. Condado de Huelva y Montilla-Moriles. Y se han recolectado muestras de 78 horizontes de interés, y 35 sondeos con barrena, para verificar la información cartográfica. Estas muestras se han analizado en laboratorio, abarcando una variedad de parámetros como humedad, textura del suelo, contenido de carbonatos, materia orgánica, pH, entre otros; proporcionando una base sólida para identificar y delimitar los pagos históricos. Este estudio es esencial para comprender las características distintivas de cada territorio y los resultados contribuyen a la definición de la zonificación de cada denominación de origen.

Paralelamente, el grupo de investigación AGR-124 de Teledetección y Agricultura de precisión de la Universidad de Córdoba ha integrado todas las bases gráficas del registro vitícola de las DDOO implicadas en un sistema de información geográfico que será la base gráfica de trabajo del proyecto y que servirá para dar cobertura al posterior análisis digital requerido.

 

Una herramienta digital como propuesta innovadora de futuro

Por otro lado, se están registrando y analizando los datos climáticos para poder incorporarlos junto con los edafológicos a una aplicación digital que proporcionará un sistema de información territorial dinámico y actualizable al sector vitivinícola andaluz amparado por las denominaciones de origen implicadas. Según explican desde el Grupo Operativo GOPAGOS, “esta herramienta permitirá un acceso continuo a información actualizada sobre condiciones climáticas, indicadores climáticos seleccionados para la caracterización parcelaria y zonificación ampliada con criterios edafológicos, orientaciones y pendientes permanentes”.

Esta aplicación, que aún está en fase de pruebas, afirman que “se convertirá en una herramienta que facilitará la toma de decisiones en el sector vitivinícola”, para mejorar así las estrategias de producción, dirigidas a la mejora de la calidad de la uva y del vino. Una herramienta basada en una nueva zonificación territorial de estas denominaciones de origen, que además servirá como sistema de análisis de la influencia del cambio climático.

 

Cata por los distintos pagos de la zona de estudio

Santiago Carrillo, sumiller de El Corral de la Morería (Madrid), ha sido el encargado de guiar a los asistentes, catando vinos que ahora mismo se elaboran con las viñas que se localizan en distintas zonas del territorio estudiado, concretamente en distintos pagos y con la peculiaridad de utilizar la variedad autóctona de cada zona, Pedro Ximénez en Montilla-Moriles, Zalema en Condado de Huelva y Moscatel en la zona de Manilva. La cata ha comenzado en la D.O.P. Condado de Huelva: Pago de la Dehesilla y Majuelo, con el vino Colección Descubrimiento 2021 (Marqués de Villalúa); Pago El Pino con Innocence 2022 (Bodegas Infante) y Pago Los Carrascales con Líbero 2020 (Bodegas Contreras Ruiz). El recorrido ha continuado con dos zonas de Manilva, en la D.O. Málaga y Sierras de Málaga: primero con el vino Nilva 2021 (Bodega Nilva) y después con Kalma 2022 (Bodegas Manilva). Y se ha cerrado este recorrido con 4 vinos de la D.O.P Montilla-Moriles. Primero, se hizo parada en el Pago Cerro del Majuelo con Ximenium 2022 (Bodegas El Monte) y a continuación, un recorrido por 3 subpagos de Pago Benavente: el subpago que da nombre al vino Cuestablanca 2022 (Bodega Lagar Blanco); el subpago Cañada Navarro, con El Pretil 2022 (Los Insensatos de la Antehojuela); y, para terminar, el subpago Cerro Macho con el vino Tres Miradas – 2020 (Bodegas Alvear).

 

Grupo Operativo GOPAGOS

Desde GOPAGOS se quiere recuperar, ordenar y caracterizar los pagos históricos y zonas de especial interés de D.O.Ps. Montilla-Moriles, Málaga y Sierras de Málaga, y Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva, basándose en datos objetivos, que permitan realizar un tratamiento diferencial de la uva procedente de dichos viñedos para poner en valor las producciones. De esta forma, se pretende dotar a la división del territorio de una base científica, identificando los pagos según criterios edafo-climáticos, culturales y humanos. Durante la investigación, además, se validará la influencia de los factores climáticos y edafológicos, incluyendo la biodiversidad, la convivencia de cultivos y vegetación autóctona en las lindes.

Entre los objetivos, también está la creación de una herramienta dinámica, actualizable y de base tecnológica que pueda ser utilizada por el sector en la toma de decisiones, mejorando estrategias de producción, dirigidas a la mejora de la calidad de la uva y del vino, basada en una nueva zonificación territorial de estas denominaciones de origen, además de servir como sistema de análisis de la influencia del cambio climático.

En la práctica, las D.O.Ps. comprendidas dentro de este Grupo Operativo no cuentan con una distinción de Pagos históricos caracterizados por su calidad o por sus peculiaridades, que generen un valor añadido al producto. Además, parte de la información que se había generado hasta el momento (documental, edafológica, agroclimática, etc.) no estaba debidamente recopilada y organizada, y, además, debía ser ampliada y actualizada.

En la D.O.P. Montilla-Moriles, la separación con la que se contaba era administrativa (basan en infraestructuras existentes como carreteras y caminos, o por límites naturales. En el caso de las D.O.Ps. Málaga y Sierras de Málaga, la clasificación de los pagos se hizo alrededor del S. XVIII, estableciendo terrenos tempranos, medios y tardíos, en función de los datos climáticos y según el momento de la vendimia. Y al hablar de las D.O.Ps. Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva, si bien los pagos tradicionales siempre han gozado de reconocimiento entre agricultores y bodegueros, no hay constancia de una clasificación de terrenos.

En el Grupo Operativo GOPAGOS – Zonificación del territorio y digitalización de la gestión del sector del vino tradicional de las D.O.Ps. Montilla Moriles, Málaga, Sierras de Málaga, Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva participan la Fundación para el Control de Calidad Agroalimentaria de Andalucía (FCCAA), la D.O.P. Montilla-Moriles, la D.O.P. Málaga, la D.O.P. Sierras de Málaga, la D.O.P. Condado de Huelva, la DOP Vino Naranja del Condado de Huelva, El Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3), la Universidad de Córdoba, Hispatec ERPAgro y MAHALA\Wine&.

Las labores del Grupo Operativo se desarrollarán hasta finales del año 2024, y está subvencionado a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) por la Junta de Andalucía, con un importe total concedido de 288.408,66€.

 

 

Relacionados