Vino, Turismo y Maridaje

Importaciones de vino en Reino Unido  Año 2023

Importaciones de vino en Reino Unido Año 2023

Reino Unido registra su segundo mayor gasto en importación de vino a pesar de la menor cantidad adquirida en 2023

El mercado británico del vino ha experimentado un año notablemente interesante en 2023, con cifras que reflejan tanto desafíos como oportunidades para los productores y comerciantes a nivel global. Según los últimos datos recopilados, el Reino Unido importó 1.233 millones de litros de vino el año pasado, marcando una ligera disminución del 5.1% en comparación con el año anterior. Este valor, el más bajo de las últimas dos décadas, puede sugerir una tendencia a la baja en el consumo de vino en el país.

Sin embargo, lo que resulta sorprendente es que a pesar de esta disminución en el volumen importado, el Reino Unido ha registrado su segundo mayor gasto en la importación de vino hasta la fecha, ascendiendo a la considerable cifra de 4.060 millones de libras. Este hecho representa un ligero descenso del 0.4% con respecto al año anterior.

Lo más destacado de este período es el aumento significativo en el precio promedio del vino importado, alcanzando un máximo histórico de 3.29 libras esterlinas por litro, lo que representa un incremento del 5% en comparación con el año anterior. Este aumento en el precio puede deberse a una combinación de factores, como la inflación, los costos de producción y distribución, así como cambios en las preferencias del consumidor.

A pesar de la disminución en el volumen total importado, el Reino Unido ha consolidado su posición como el segundo mayor importador mundial de vino en términos de valor, solo superado por los Estados Unidos, y como el tercero en términos de volumen, después de Estados Unidos y Alemania.

Analizando los datos por países de origen, España ha destacado en términos de valor, estableciendo un récord con el precio más alto hasta la fecha. Además, España también experimentó un crecimiento en el volumen de vino exportado al Reino Unido. Por otro lado, Francia se mantuvo como el principal proveedor en términos de valor, mientras que Italia lideró en volumen.

El informe también revela cambios significativos en la procedencia del vino importado por el Reino Unido. Se observa una marcada subida en las importaciones de vino procedente de Nueva Zelanda, mientras que se registró un fuerte descenso en las importaciones desde Australia, Chile, Estados Unidos, Sudáfrica y Argentina. Estos cambios podrían reflejar una evolución en las preferencias de los consumidores británicos o cambios en las estrategias comerciales de los productores de vino de diferentes regiones.

En resumen, aunque el Reino Unido ha importado la menor cantidad de vino en los últimos 20 años, el mercado sigue siendo robusto en términos de valor, demostrando que los consumidores británicos están dispuestos a gastar más por productos de calidad. Esta tendencia ofrece tanto desafíos como oportunidades para los productores de vino de todo el mundo, quienes deben adaptarse a las cambiantes demandas del mercado británico para mantener su competitividad en este sector en constante evolución.

 

OEMV Fuente: Observatorio Español del Mercado del Vino

 

 

Relacionados