Vino, Turismo y Maridaje

Arranca el proyecto europeo GrapeBreed4IPM

Arranca el proyecto europeo GrapeBreed4IPM

Arranca GrapeBreed4IPM, un proyecto europeo compuesto por 19 socios y 2 asociados

GrapeBreed4IPM cuenta con un presupuesto de 5.000.000 de euros recibidos de la Comisión Europea en el marco del programa de financiación Horizon Europe.

Además, un socio de Suiza también ha recibido 600.000 euros del Gobierno suizo.

El proyecto cuenta con 21 socios y asociados de Francia, Alemania, Italia, España, Austria, Suiza y Serbia.

La reunión inaugural del proyecto europeo GrapeBreed4IPM “Desarrollo de soluciones sostenibles para la viticultura mediante la innovación multiactor orientada a la mejora genética para la gestión integrada de plagas” tuvo lugar la semana pasada en la Universidad Haute-Alsace, en Colmar (Francia).

Según el Foro Económico Mundial y la Estrategia de Biodiversidad de la Unión Europea para 2030, La pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas son las principales amenazas a las que se enfrenta la humanidad en la próxima década. El consumo masivo de plaguicidas químicos en la Agricultura es un factor que contribuye de forma significativa. La viticultura es uno de los cultivos más dependientes de las aplicaciones de plaguicidas químicos, ya que consume aproximadamente el 60% de los fungicidas aplicados en la UE, lo que la convierte en un objetivo prioritario para reducir el uso de productos fitosanitarios químicos. Al mismo tiempo, la vid tiene una gran importancia económica y cultural en la UE, ya que el vino y los productos vitivinícolas se encuentran entre los tres principales sectores agroalimentarios de exportación de la UE.

Los recientes avances y las nuevas perspectivas de la viticultura han abierto la posibilidad de que GrapeBreed4IPM aborde la reducción de fungicidas y preserve la biodiversidad. Las lecciones aprendidas de la experiencia previa en viticultura han demostrado que el éxito en la mejora de la sostenibilidad depende de la implicación global de todos los actores. Por este motivo, los principales grupos de investigación europeos en viticultura han unido sus fuerzas y participan en este proyecto con un enfoque multiactor y de codiseño para obtener los mejores conocimientos y lograr el máximo impacto.

El proyecto desarrollará variedades de vid resistentes a enfermedades importantes, adaptados a las condiciones medioambientales, edafológicas y climáticas locales, y con el objetivo de reducir la dependencia de los pesticidas químicos. Por otro lado, el proyecto también estudiará la aceptación por parte de los consumidores de este tipo de variedades resistentes, que son relativamente nuevas y su vino menos conocido hasta ahora, en comparación con las variedades tradicionales. Además, el proyecto proporcionará a agricultores, viticultores y asesores las mejores prácticas y directrices para la gestión integrada de plagas con vistas a una viticultura más respetuosa con el medio ambiente y sostenible en Europa, algo que se espera desde hace tiempo.

Este proyecto tiene cinco objetivos distintos:

  1. Co-diseñar una visión común de los actores de la cadena de valor y sincronizar las regiones.

  2. Esfuerzo de investigación para comprender mejor las bases moleculares de la susceptibilidad y la resistencia a los patógenos de la vid y las interacciones de la vid con el medio ambiente.

  3. Cruce participativo de variedades nuevas y diversas resistentes a las enfermedades.

  4. Esfuerzo de investigación para la obtención de variedades emblemáticas resistentes a las enfermedades sin modificar las características de los vinos.

  5. Diseño y difusión de herramientas y directrices de buenas prácticas.

El Instituto Nacional de Investigación Agronómica, Alimentaria y Medioambiental (INRAE) lidera el proyecto en colaboración con 18 socios internacionales y 2 socios asociados: Julius Kühn-Institut - Centro Federal Alemán de Investigación de Plantas Cultivadas; Istituto di Genomica Applicata; Fundación Edmund Mach; Instituto Francés de la Viña y el Vino; Ministerio de Alimentación, Medio Rural y Protección del Consumidor de Baden-Württemberg; INRAE Transfert; Universidad de Empresa y Sociedad de Ludwigshafen; Viveros Cooperativos Rauscedo; Horta; Ministerio de Economía, Transportes, Agricultura y Viticultura; Plataforma Tecnológica del Vino; Comité Nacional Interprofesional de Vinos con Denominación de Origen e Indicación Geográfica; Neiker, Tecnalia; Mercier, pépiniériste viticole; Asociación de Productores Alemanes de Plantas de Vid e.V.; Grupo de trabajo para la promoción de variedades de uva resistentes a los hongos; Moët Hennessy; Instituto de Primeneútica de Polopriverdi; el Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica y Viñedos Foncalieu.

Komlan Avia, investigador del INRAE, es el coordinador de GrapeBreed4IPM. El proyecto ha comenzado este mes de abril y tendrá una duración de 4 años, finalizando en marzo de 2028. Para su ejecución, GrapeBreed4IPM cuenta con un presupuesto de 5.000.000€ recibidos de la Unión Europea en el marco del programa de financiación Horizonte Europa (subvención número 101132223), más 600.000€ recibidos por un socio asociado del gobierno suizo.

 

 

Relacionados